Lo Que Creemos

La Doctrina de la Iglesia Pentecostal Agua Viva




La Biblia: La Biblia es la Palabra de Dios inspirada,  que da la historia
verdadera sobre la creaciòn de los cielos y la  tierra, y ademàs, de todo el
gènero humano. Contiene tambièn una  profecìa correcta respect a los edades
futuras en lo que concierne a los cielos y la tierra y el destino del hombre.
Fuera de lo que està  contenido en sus pàginas no se puede encontrar
salvaciòn.


Dios: Existe un solo Dios verdadero (Deuteronomio 6:4). El es creador de los
cielos y la tierra y de todo ser viviente. Este  Dios es conocido como el
todopoderoso, el altìsimo y se ha manifestado  como el Padre (Creador), el Hijo
(Salvador), y en Espiritu Santo  (Consolador).


Padre: Dios es Espìritu (Juan 4:24). Es el eterno, el  creador de todos las
cosas, y el Padre de cada humano por la creaciòn.  El es el primero y el
postrero, y fuera de èl no hay Dios (Isaìas 44:6). Antes de èl no fue formado
dios, ni lo sera despùes de èl (Isaìas  43:10).


Hijo: Jesùs es el hijo de Dios segùn la carne (Romanos  1:3), y el mismo Dios
segùn el Espìritu (Mateo 1:23). Jesùs es el Cristo (Mateo 16:15); el creador de
todas las cosas (Colosenses 1:16-17); Dios con nosotros (Mateo 1:23); el verbo
hecho carne (Juan 1:1-14); Dios  manifestado en carne (I Timoteo 3:16); èl que
es y que era y que ha de  venir, el todopoderoso (apocalipsis 1:8); Dios fuerte,
Padre eterno y  prìncipe de paz (Isaìas 9:6). De esto dio testimonio Christo
mismo  cuando dijo: “El que me ha visto a mì, ha visto al Padre” (Juan 
14:7-11); y Yo y el Padre, unos somos” (Juan 10:30).


Para el perdòn de los pecados del mundo era necesario  el derramamiento de
sangre (Hebreos 9:22) Dios en calidad de Padre,  siendo Espìritu, no tenìa
sangre que pudiera derramar y por lo mismo  prepare EL un cuerpo de carne y
sangre (hebreos 10:5) y vino al mundo  como hombre con el fin de cumplir la
profecìa de Isaìas 43:11 que dice: “Fuera de mì no hay quien salve.” Cuando èl
vino en carne, causò gozo a  los àngeles, los cuales cantaron; “que os ha nacido
hoy, el la ciudad de David, un salvador, que es Cristo el Señor” (Lucas
2:11).


El Espìritu Santo: El Espìritu Santo no es la tercera  persona de la Diedad,
sino màs bien el Espìritu de Dios (el creador), el Espìritu del Cristo
resucitado. El Espìritu Santo viene a morar en el  corazòn y vida de cada
persona que cree y obedece el evangelio. El viene en calidad de consolador,
sustentador, y guardador (Juan 14:16-26,  ROmanos 8:9-11).


Pecado: El Pecado es la transgression de la ley o  mandamientos de Dios (I
Juan 3:4), la culpa de cual ha caìdo sobre todos los hombres desde Adàn hasta
estos tiempos. La paga del pecado es  muerte eternal (Romanos 6:23; Apocalipsis
20:14) a todos aquellos que  rehusen aceptar la samvaciòn que Cristo ofrece por
su palabra.


Salvaciòn: El Salvaciòn (liberaciòn) consiste en la  libertad que se obtiene
de todo pecado e injusticia por la sangre de  Cristo. La experiencia de
salvaciòn del Nuevo Testamento consiste del  arrepentimiento, el bautismo en
agua en el nombre de Jesucristo para el  perdòn de pecados y la recepciòn del
Espiritu Santo. A todo esto debe  agregarse la continuidad de una vida santa
delante de Dios (Hechos  2:36-41).
 

© 2018 by Iglesia Pentecostal Agua Viva con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now